FANDOM


Los años pasaron, Tor Arach se volvió mas fuerte a base de resistir contra Drow y elfos de la superficie a la vez, además de acumular un mayor conocimiento de la superficie y sus habitantes. Se convirtió en una cruel pero prospera ciudad, dirigida por oscuros gremios de asesinos y por sacerdotes de Tharg Sherak.

Los gremios que eran contratados por gentes de todas partes del mundo, aunque estos jamás lo reconocerían, haciendo caer imperios con un suave desliz de una daga en el cuello adecuado. Incluso algunos dignatarios de razas divinas terminaban contratando sus servicios para matar a ciertos lideres orcos, ogros, o vampiros que conseguían demasiado poder.

Siendo siempre los Elfos oscuros los mandamases, la ciudad acepto a gentes de otras razas, siempre que no fueran primigenias, para que hicieran todo el trabajo sucio mientras ellos se centraban en el arte del siglo, el asesinato, y la magia. Era la única ciudad del mundo en la que se practicaba abiertamente magia arcana y se adoraba a un Hyiibal públicamente.

Por supuesto el resto de razas se encargaron de que ningún conocedor de tales artes saliera de la ciudad, pero nunca consiguieron conquistarla.

Además, se convirtió en el centro de todo el saber oscuro y prohibido del mundo. Donde otras ciudades tenían grandes bibliotecas con todo tipo de saberes del mundo políticamente correctos, la Librería Oscura aunaba todo el saber oscuro, arcano y generalmente prohibido del mundo.

Entonces llegaron los humanos. Hace apenas ochenta tantos años llegaron los primeros, que fueron aceptados como raza no primigenia, sobretodo por que hacia miles de años que no se veían humanos que no fueran salvajes. Aunque al principio fueron bien tratados, mientras hablaban de como habían llegado de una gran isla allende el mar, pronto la oscura ciudad se los tragó. Algunos se convirtieron en oscuros personajes, otros terminaron sacrificados, los de mejor suerte yacieron en oscuros y húmedos callejones despojados de sus pertenencias.

Pero fueron llegando mas, y mas, y pronto se hicieron una presencia normal en la ciudad. Esta se encargaba de convertirlos al mal, ya que , al contrario que otras razas, estos seres eran muy maleables e influenciables. Podían llegar a la máxima bondad o  a la mas baja de las maldades.

Llego el día, hace apenas 23 años, en que se corrió la noticia de que el Reino clerical de Ahmerrad, hasta ahora capital elfica de esta parte de Salazar, había caído bajo el poder de un poderoso Emperador humano.

Pronto las autoridades de la ciudad se pudieron en contacto con los gremios, había que matar a ese humano antes de que decidiese atacar esta ciudad. Además, se decía que estaba acabando con todos los cultos Beoran, lo cual no sería malo si no fuera por que al parecer tampoco le tenia aprecio a la magia arcana.

Varias cuadrillas se desplegaron, y los gremios vieron la oportunidad de ascender en la jerarquía local si lograban matarle. Pero una mañana el ejercito humano apareció a las puertas de la ciudad, y con sus grandes catapultas lanzaron a los asesinos muertos.

No solo ese Artim, Emperador del Imperio Humano, había conseguido parar a los mas expertos asesinos, si no que encima se burlaban de ellos de esta manera. que ninguna otra raza se habría atrevido a maltratar cadáveres de esa manera, aun asiendo elfos oscuros, peor al parecer estos hombres no obedecían a Deidad alguna, solo se regían por el empirismo científico de su Verdad Imperial , para la cual los cuerpos solo eran futura ceniza.

Tras varios días de asedio, comenzó el ataque. Aunque al principio los magos hicieron lo posible por parar a las disciplinadas tropas humanas, estos tenían en su poder un material que anulaba la magia, arcana y divina. Tras siglos resistiendo contra Drow y elfos por igual, y a pesar de causar cuantiosas bajas, la ciudad oscura cayó.

Pero al contrario de lo que pensaban, no iban a ser exterminados. El emperador humano necesitaba a todo el mundo que pudiera ayudarle en sus designios, según siempre sus condiciones, y evitaba las masacres y los genocidios. Estableció una autoridad imperial, bajo el mando del Archiduque el Ahmerrad. Se prohibió la magia, se ejecutó a sus practicantes y la adoración a cualquier tipo de deidad quedo destruida, junto con todos los templos. Antes de que pudieran quemar la Oscura Librería, esta fue trasladada a algún lugar en otro plano por un consejo de poderosos magos, que pereció tras la ejecución del hechizo. Pero se permitió vivir a todos los demás habitantes, se colonizo la ciudad con más humanos y se expandió la economía. Los gremios, aunque tuvieron que ocultarse, siguieron funcionando.  En teoría la ciudad se “imperializó”, pero esta tenia una tradición de siglos de corrupción y maldad. Pronto los humanos que allí vivían fueron engullidos, como todas las razas que allí se asentaban, en un mar de perversión, corrupción y caos.

Hoy día no es un secreto que es una ciudad de delincuencia absoluta, donde todo se puede conseguir con una bolsa suficientemente llena de buen acero. Los Elfos oscuros aceptan a los nuevos gobernantes por dos razones: Gracias a su nuevo orden pueden viajar por toda la cuenca, no les tratan demasiado bien pero no les ejecutan nada mas verlos. Y, en caso de nuevo ataque Drow, la disciplina y el buen hacer militar de esta raza jugara un gran papel. Y quien sabe, a lo mejor cuando estén mas asentados se les puede convencer de llevar a cabo una expedición contra los Drow, todo sea para que corra la sangre en el nombre de su patrón, que no ha abandonado del todo la ciudad.

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.